Finanzas – Razones Para Pedir un Crédito para tu Negocio – Mr. Presta

Finanzas – Razones Para Pedir un Crédito para tu Negocio

Uncategorized

Muchos empresarios sienten miedo o desconfianza del crédito financiero, pero utilizado por las razones correctas y de forma apropiada, puede hacer crecer tu negocio y llevarlo al siguiente nivel. En los países desarrollados, el crédito es una de las principales herramientas de generación de empleo, crecimiento económico y reducción de pobreza. La mayoría de las empresas pequeñas que han tenido éxito y han crecido llegando a emplear a cientos de personas, lo han conseguido en parte gracias a la disponibilidad de financiamiento.

Razones por las cuales un financiamiento puede beneficiar tu negocio:

  1. Compras al mayoreo. Toma en cuenta que muchos proveedores de mercancía otorgan descuentos por volúmen. Obtener mejores precios de compra, aún si mantienes tus márgenes, te permite ofrecer precios más competitivos y ganarle mercado a tu competencia. Si por el contrario tienes poca competencia, bajar tus costos te puede permitir mejorar tus márgenes.
  2. Costos de flete. En caso de que requieras importar mercancía, o traerla desde lejos, puedes ahorrar una cantidad significativa en costos de flete, ya que generalmente es más bajo por peso y/o volúmen para encomiendas de mayor tamaño. Un ahorro en el flete tiene un impacto similar al de compra por mayoreo.
  3. Mejora de procesos. En otros artículos hemos mencionado lo importante de invertir en recursos humanos o sistemas para mejorar tus procesos, manejo de inventarios, atención al cliente y entrega de productos al servicio de paquetería y cómo esto afecta tu reputación y por ende la capacidad que tiene tu negocio de concretar más ventas, por lo que usar un financiamiento puede tener un efecto multiplicador muy positivo en tu negocio.
  4. Ampliar infraestructura. Mantener altos estándares de servicio a al cliente es primordial para el crecimiento y salud de los negocios. De tal forma que puede tener mucho sentido el tomar un financiamiento para invertir en cursos educativos, herramientas de software como Apps para manejo de inventario, contestar preguntas, o automatizar correos electrónicos que te permitan mejorar la experiencia de compra de tus clientes.

Adicionalmente, otro factor importante que debes tomar en consideración es el costo del crédito, o la tasa de interés efectiva, incluyendo intereses, comisiones, gastos y en algunos casos inclusive el IVA o Impuesto al Valor Agregado.

El costo del crédito debe ser siempre menor que el beneficio que vayas a obtener con alguna de las estrategias que describimos en el párrafo anterior.

Este cálculo puede ser complicado pero entender de manera general estos factores es fundamental para entender la dinámica de tu negocio.

1. Costo del crédito

En México los bancos y sociedades financieras están obligados a publicar en sus contratos el “Costo Anual Total” o C.A.T para todos sus productos financieros. Esta cifra un muy buen punto de partida, sin embargo dicha cifra solo aplica en el caso de que los pagos y el vencimiento ocurran en los tiempos tal como están especificados en el contrato. Por ejemplo, en algunas ocasiones se pudiera incrementar dicho costo en el caso de pre-cancelaciones. Esta tasa tampoco incluye los costos de penalizaciones por pagar tarde y otros gastos de cobranzas. De tal forma que debes tener mucho cuidado y siempre mantener los pagos al día en tus créditos.

Existen otros costos “ocultos” que también debes tomar en cuenta, por ejemplo el tiempo que te toma pagar las cuotas de un crédito, es muchas veces menospreciado tanto por instituciones financieras como por reguladores. Si únicamente puedes pagar tu crédito en una institución bancaria que te queda muy lejos o que siempre está muy llena, toma en cuenta que tu tiempo tiene un costo, es tiempo que no puedes dedicar a atender a tus clientes o tu negocio. Otro factor importante es el tiempo que te pueda tomar el obtener el crédito, si te toma múltiples visitas al banco y muchos horas en reunir todos los documentos necesarios para ser aprobado, esto también roba tiempo que estuvieras dedicando a otras tareas de tu negocio.

Pare efectos de este artículo vamos a tomar como base el CAT de un financiamiento.

2. Retorno sobre la inversión

Una vez que tienes claro el costo de tomar un crédito debes compararlo con el retorno de tu inversión, es decir el uso que le vas a dar a los fondos que tomaste prestados.

Volviendo al ejemplo de compra al mayoreo, considera que usualmente compras $100,000 por 500 unidades de materia prima o artículos para vender, por lo tanto tu costo unitario es de $200 por unidad. Normalmente eres capaz de vender todas las 500 unidades en 3 meses por $250 cada una. Un análisis simple arroja que tu margen de ganancias (divide tu ganancia, es decir el precio de venta menos el costo, entre el mismo costo) es igual a …

($250 – $200) / $200 = 25%

Por lo tanto por cada $100 de tu propio capital logras obtener 25% o $25 en retorno.

La segunda parte es considerar el tiempo que te toma producir esa ganancia neta de 25%. En nuestro ejemplo, al comerciante le toma 3 meses. Por lo tanto si el comerciante repite su compra y venta cada 3 meses, logra repetir su ganancia de 25% 4 veces en un año. Por lo tanto con su capital inicial de $100,000 va a producir $25,000 por 4 veces para un total de $100,000 en un año.

Esto es un 100% de ganancia anualizada ($100,000 pesos de inversión y $100,000 de ganancias generadas en 1 año) y es la base para comparar contra en “Costo Total Anualizado” o CAT del financiamiento.

Si el CAT del préstamo es menor a tu retorno anualizado, te conviene tomar el financiamiento. En caso contrario tomar un préstamo no va a ayudar a mejorar y hacer crecer tu negocio.

3. Cuando no Debes Tomar un Financiamiento

Además de los factores que ya hemos comentado, existen también razones por las cuales no es conveniente tomar un crédito:

  • Tomar un crédito para gastos personales no relacionados con tu negocio, sobre todo si no tienes muy claro el rendimiento de tu negocio y el CAT del financiamiento, pues pudieras estar sentenciando el fracaso de tu negocio en caso de no generar el flujo de caja requerido para pagar dicho financiamiento. Recordemos también que el tener un incumplimiento en un financiamiento queda registrado en los burós de crédito lo cual generalmente tiene impactos negativos sobre tu capacidad de obtener financiamiento de cualquier índole en el futuro.
  • Tomar un crédito a corto plazo para financiar una inversión de largo plazo, como por ejemplo la compra de una maquinaria o la ampliación de tu almacén. La razón fundamental de esta premisa es que tu inversión va a empezar a rendir frutos en el mediano o largo plazo y va a continuar por muchos meses o años, por lo tanto vas a ver las mejoras en tu negocio en ese mismo plazo. Tomar una deuda de corto plazo te obliga a pagarla muy pronto y pudieras no contar con los recursos necesarios, por lo que te verías obligado a refinanciar tu deuda varias veces con incertidumbre de si serán aprobadas o sobre el costo financiero que pudieras tener en el futuro.
  • Si el costo de tu deuda es superior al retorno que puedas esperar, tal como lo describimos en este artículo

El financiamiento es una herramienta muy poderosa para crecer tu negocio, obtener mayores ganancias y dar un mejor servicio a tus clientes. Sin embargo, siempre hay que tener cuidado de que los recursos del crédito se inviertan en proyectos que le permitan generar flujo de efectivo suficiente para pagar el financiamiento en el tiempo que se requiera.